Consultoría en la Coordinación interinstitucional para la institucionalización y sistematización de las Cuentas Ambientales en el marco del Sistema de Cuentas Ambientales – Económicas (SCAE) en Uruguay para CSD/RND

Inter-American Development Bank (IADB)
Uruguay
Position Type: 
Consultancy
Organization Type: 
International Organization
Experience Level: 
Mid-Level (5-7 Years)
Degree Required: 
Advanced Degree (Master's or JD)
Languages Required: 
Spanish

EXPIRED

Please note: this job post has expired! To the best of our knowledge, this job is no longer available and this page remains here for archival purposes only.

Consultoría en la Coordinación interinstitucional para la institucionalización y sistematización de las Cuentas Ambientales en el marco del Sistema de Cuentas Ambientales – Económicas (SCAE) en Uruguay para CSD/RND

 

Contexto de la búsqueda:

 

Uruguay enfrenta desafíos ambientales importantes en materia de calidad del agua, aire, eutrofización del suelo, entre otros. En el período 2000-2011 se produjo un significativo cambio en el uso del suelo del país, dada la dotación limitada de tierra para producción agropecuaria, la meta de alimentar a 50 millones de personas con productos uruguayos y las nuevas oportunidades de mercado para productos de exportación, especialmente la soja y los productos de las plantaciones forestales. Como resultado, Uruguay aumentó el cultivo de soja - de 80,000 ha en 2003 a 1,2 M ha en 2016 (de 2% de la superficie agrícola en 2000 a 50% en 2011) y, entre 1990 y 2010, el establecimiento de plantaciones forestales se incrementó a un promedio de casi 40 mil ha/año, alcanzando 1,2 M ha en 2017. En paralelo, para dar espacio a esta expansión, las actividades típicas lecheras y ganaderas se han intensificado. Como ejemplo, entre 2003 y 2013, la superficie ocupada por el sector lechero se redujo un 44% mientras que la remisión de leche creció 80%.

 

Esta expansión de la superficie de monocultivos y la intensificación agropecuaria representan un aumento importante en la presión sobre el capital natural y los servicios ecosistémicos provistos, como consecuencia del uso más intensivo de fertilizantes y pesticidas y del manejo de efluentes en establecimientos lecheros y feedlots. Entre 2005 y 2014, se duplicó el uso de fertilizantes mientras que el área bajo producción aumentó en menos de 30% y el uso de pesticidas aumentó 10 veces entre 1991 y 2011. Esta intensificación de la actividad agropecuaria y la contaminación difusa que genera se ve reflejada en la calidad del agua en las cuencas más importantes del país.

 

Estos aspectos han sido abordados en la planificación ambiental del país, generando diversas políticas para su abordaje. Tal es así que en diciembre de 2018 el Gabinete Nacional Ambiental aprobó el Plan Ambiental Nacional para el Desarrollo Sostenible (PANDS), un instrumento estratégico para avanzar en la protección del ambiente y que se estructura en tres dimensiones: (i) lograr un ambiente sano para una buena calidad de vida; (ii) la promoción de actividades económicas sostenibles; y (iii) la gestión ciudadana ambiental. Entre sus metas, el plan busca: (i) generar un marco de instrumentos económicos y de planificación que permitan integrar los aspectos ambientales en políticas sectoriales y transversales; (ii) promover modelos y prácticas agropecuarias y patrones de consumo más sostenibles; y (iii) fortalecer y potenciar el accionar del MVOTMA.

 

El Plan incluye dentro de la Dimensión 2: “Actividades económicas y productivas sostenibles”, bajo el objetivo estratégico 2.1: “Profundizar la incorporación de consideraciones ambientales en la formulación, evaluación, ejecución y seguimiento de las políticas públicas de producción, que permita avanzar hacia la sostenibilidad ambiental”, la meta 2.1.2 asociada al SCAE. La meta a 2030 propone que: “el país contará con el marco central del Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica (SCAE) implementado para informar al diseño y evaluación de políticas públicas”. El marco central del SCAE fue aprobado por la Comisión Estadística de Naciones Unidas (CENU) como estándar estadístico en el 2012. De acuerdo con esto, todos los países deberán proceder a su implementación en el mediano plazo. En Latinoamérica, existen avances en su aplicación en México, Colombia, Guatemala, Costa Rica y Chile. El SCAE incluye varios subsistemas que abordan sectores específicos de recursos: energía, agua, pesquerías, agricultura y tierra y ecosistemas. Estos proporcionan detalles adicionales sobre temas específicos y buscan construir puentes entre la comunidad contable y la comunidad de expertos en cada área específica.

 

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) elaboró el manual para el Sistema de Contabilidad Ambiental Económica con foco en las actividades de agricultura, forestación y pesca. El mismo constituye el marco adoptado como guía para elaborar la cuenta ambiental agropecuaria de Uruguay. Por su parte, en lo referido a la cuenta ambiental de agua, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó el manual Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica – Agua que provee las bases para elaborar la cuenta de cantidad de agua del país.

 

En los últimos años, Uruguay emprendió acciones para avanzar hacia la construcción del SCAE en el país, a saber: (i) realizó ejercicios piloto de construcción de cuentas ambientales; (ii) fortaleció las capacidades de los técnicos de distintas instituciones públicas; (iii) exploró opciones de diseño institucional que permitan operar dicho sistema. En esta línea, durante 2016 y 2017, un equipo interinstitucional conformado por la SNAACC, MVOTMA y MGAP, trabajó en el desarrollo de tres cuentas piloto en el marco del SCAE: (1) Cuenta Agropecuaria Ambiental a nivel nacional, fundamentado en el marco metodológico del SCAE Agricultura de FAO, al respecto el MGAP ha avanzado en la contratación de 2 consultores para el diseño e implementación de la de esta cuenta; (2) Cuenta de Oferta y Utilización de agua en unidades físicas para la cuenca del río Santa Lucía, elaborada en concordancia con la Categoría 1 de cuentas del manual SCAE agua; y (3) Cuenta de calidad de agua para la cuenca del río Santa Lucía, con un marco de análisis diseñado de forma específica para Uruguay en base a antecedentes regionales, respetando los conceptos, clasificaciones y definiciones del SCAE. Este proceso redundó además en recomendaciones acerca de distintos aspectos a tener en cuenta para el diseño institucional del Sistema que permita dar continuidad a estas experiencias y avanzar hacia la aplicación del SCAE y su utilización como soporte para la toma de decisiones.

Entre los resultados intermedios el PANDS plantea que se logrará implementar las cuentas ambientales de agua y actividades agropecuarias y se desarrolla una experiencia piloto de la cuenta de gastos de protección ambiental del SCAE. Por lo tanto, atendiendo a los antecedentes disponibles y las actividades que se encuentran en curso, se priorizan las siguientes cuentas: cuenta agropecuaria, cuenta agua, cuenta de gastos de protección ambiental.

 

Para enfrentar los retos en la gestión ambiental, sobre todo a la luz de la intensificación del uso agropecuario de los suelos en la última década, con el agravamiento de los impactos negativos ya mencionados, la República Oriental del Uruguay está finalizando la preparación de un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dirigido a contribuir a la mejora de la gestión de la calidad y sostenibilidad ambiental, a través del fortalecimiento del MVOTMA y en el marco del PANDS y los planes de acción de cuenca. El programa tiene dos objetivos específicos a los cuales los dos componentes del programa se alinean. Éstos son: (i) fortalecer las funciones de planificación estratégica, evaluación, control y monitoreo ambiental del MVOTMA; y (ii) fortalecer la gestión integrada de cuencas prioritarias con énfasis en la disminución de cargas contaminantes de origen agropecuario.

 

En este contexto, la presente Cooperación Técnica (CT) objetiva apoyar al MVOTMA en el desarrollo de estudios técnicos necesarios para fortalecer la implementación de dicho Programa de Fortalecimiento de Gestión Ambiental.

 

La CT financiará estudios técnicos y de base críticos para sustentar el proceso de implementación de dos líneas de acción del Programa, específicamente la Línea de Acción 5 del Componente 1 (“Fortalecer las capacidades del MVOTMA para el desarrollo y aplicación de Instrumentos Económicos”) y la Línea de Acción 2 del Componente 2 (“Promover prácticas ambientalmente sostenibles”), mediante la generación de estudios técnicos con estrecho vínculo a los resultados y productos planificados en el marco del Programa. Ambas líneas de acción son prioritarias en el marco del Plan Ambiental Nacional de Desarrollo Sostenible - PANDS, y son relevantes para la gestión ambiental en el país, en el contexto de la contaminación con fuentes difusas, y la complejidad de la gestión integrada de cuencas hidrográficas con fuerte producción agropecuaria, asociada a la tensión entre producción y ambiente.

 

La misión del equipo:

 

El equipo es multidisciplinario con la visión de integrar los valores del capital natural y servicios ecosistémicos en la toma de decisiones.

 

Lo que harás:

 

La Consultoría deberá lograr construir un Plan de acción para la implementación del SCAE en Uruguay, particularmente la integración de las Cuentas Agua y Gastos de Protección Ambiental, así como los arreglos institucionales necesarios para garantizar su producción periódica e institucionalización.

 

El objetivo principal de este componente de la CT es contribuir a la institucionalización, implementación y sistematización del SCAE en Uruguay.

 

La consultoría enmarca las siguientes actividades específicas:

 

  1. Coordinación interinstitucional del SCAE y arreglos institucionales.
  2. Coordinación interinstitucional para la institucionalización y sistematización de las cuentas agua y gastos de protección ambiental bajo la construcción de un Plan de acción del SCAE, en coordinación con el proceso de construcción de la Cuenta Agropecuaria. La Comisión de Coordinación del SCAE, conformado por el MVOTMA, Secretaría Nacional de Ambiente, Agua y Cambio Climático (SNAACC), Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Banco Central de Uruguay (BCU) e Instituto Nacional de Estadística (INE), deberá contribuir y garantizar el proceso de coordinación y trabajo conjunto.
  3. Identificar en conjunto con la Comisión de Coordinación del SCAE, las posibles instituciones más a fin para la producción de las cuentas. Realizar un benchmarking sobre la experiencia en la región y en otros países fuera de la región con respecto a este tema. Elaborar una propuesta considerando el contexto uruguayo.
  4. Proponer los arreglos institucionales necesarios para implementar la estrategia. Esto implica la identificación de las instituciones vinculadas al tema y de los datos que deben proporcionar cada una (precisando la cantidad, calidad, periodicidad y formato en que deben ser presentados). Asimismo, el consultor deberá proponer mecanismos de transferencia de información y sugerir ajustes normativos si fueran necesarios para asegurar y facilitar ese intercambio entre y dentro de las instituciones identificadas.
  5. Fortalecer la Comisión de Coordinación del SCAE.

 

II. Plataforma para la sistematización y gestión del SCAE

Construir una plataforma/repositorio web para el intercambio de las cuentas ambientales construidas en el SCAE, así como el intercambio de información interinstitucional de forma segura y transparente. La información contribuida a la Plataforma alimentará de forma directa las tablas del SCAE, así como el seguimiento de su puesta en funcionamiento.

 

Actividades generales:

El consultor también deberá dar seguimiento y apoyo metodológico en las tareas de implementación en caso de que surjan dudas de cómo proceder, así como dar apoyo en el análisis de los resultados y la metodología aplicada por el consultor contratado para la elaboración de las cuentas agua y gastos de protección ambiental. Adicionalmente, se requerirá que el consultor participe de actividades presenciales full time al final de cada entregable para explicar la metodología utilizada y los resultados obtenidos al grupo de trabajo interinstitucional vinculado al tema. Por último, dentro de las actividades presenciales, el consultor también deberá realizar capacitaciones para quienes implementen en la práctica las cuentas ambientales y le den seguimiento. Estás deberán ser más detalladas y con un mayor foco en cómo hacer operativa la implementación de las cuentas que la actividad realizada con el grupo de trabajo. Las capacitaciones también se realizarán al final de cada entregable.

 

Entregables y Cronograma de pagos:

 

El consultor será responsable de someter los siguientes entregables:

  • Plan de trabajo e Informe 1: El Plan de Trabajo, cronograma, metas y estrategias a desarrollar (a entregar a los 15 días de firmado el contrato). Informe 1 con los avances en la coordinación interinstitucional del SCAE, Plan de acción y los arreglos institucionales necesarios para la implementación operativa del Plan y el benchmarking sobre la experiencia de otros países (a entregar informe a los 6 meses de firmado el contrato).
  • Informe 2 conteniendo: Avances en la coordinación interinstitucional del SCAE, Plan de acción, los arreglos institucionales necesarios para la implementación operativa del Plan y los avances en la Plataforma para la sistematización y gestión del SCAE (a entregar informe a los 8 meses de firmado el contrato).
  • Informe Final conteniendo: Mecanismos de coordinación interinstitucional del SCAE, Plan de acción del SCAE y los arreglos institucionales necesarios para la implementación operativa del Plan, la plataforma para la sistematización y gestión del SCAE operativa, así como sistematización del proceso, conclusiones del estudio, planillas electrónicas utilizadas, resumen para la gestión pública, otros documentos de interés o respaldatorios (a entregar a los 14 meses de firmado el contrato).

 

Requisito de los informes.

 

Los informes deberán ser presentados respetando el cronograma establecido, cumpliendo con el alcance asignado a cada producto. En el proceso de trabajo se establecerán reuniones periódicas con la contraparte para intercambiar apreciaciones de los resultados y el avance del trabajo. Por su parte, se solicitará una presentación del trabajo final a un público ampliado.

Se deberá incluir en el producto final un resumen del trabajo, con los aportes más relevantes para la gestión pública, el cual no podrá superar las 30 páginas. Otros aspectos relevantes son: el idioma de los informes debe ser en español; entregar en formato Word y PDF, en este último formato debe permitir control de cambios, así como cumplir con una correcta inclusión de: citas, fuentes de datos, bibliografía y lista de acrónimos.

 

Finalmente se deberán entregar todas las planillas electrónicas, y bases de datos utilizadas en el desarrollo de la consultoría. Los informes serán de uso interno del MVOTMA y no podrán ser publicados por la contraparte sin autorización previa.

 

Aprobación de los informes

 

1.         Con referencia a este punto el equipo contraparte recibirá los informes en tiempo y forma para su evaluación. Los consultores tendrán intercambio directo y continuo con el equipo contraparte.

2.         Los informes serán aprobados una vez se integren todos los comentarios realizados por la contraparte.

3.         Para la aprobación del informe final se deberá entregar las bases de datos utilizadas y el resumen para la gestión pública, así como otros documentos generados a lo largo de la consultoría.

El consultor desarrollará su trabajo por un periodo de 18 meses

.

El cronograma de pagos de la consultoría es el siguiente:

 

 

  • 30% del valor del contrato, contra entrega y aprobación del Plan de trabajo (entregar a los 15 días a partir de la firma del contrato) y el Informe 1 (entregar a los 6 meses a partir de la firma del contrato).
  • 30% del valor del contrato, contra entrega y aprobación del Informe 2. Entrega a los 8 meses a partir de la firma del contrato.
  • 40% del valor del contrato, contra entrega y aprobación del Informe Final. Entrega a los 14 meses a partir de la firma del contrato.

 

Lo que necesitarás:

 

  • Ciudadanía:  Eres ciudadano/a de uno de nuestros 48 países miembros.
  • Consanguinidad: no tienes familiares (hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo grado de afinidad, incluido el cónyuge) que trabajan en el Grupo del BID.
  • Educación: Estudios de posgrado en las áreas de Recursos Naturales, Economía, Agronomía, Ecología, Biología, Geografía u otras relacionadas. Profesional universitario de las áreas de Economía, Agronomía, Recursos Naturales, Ecología, Biología, Geografía u otras relacionadas.
  • Experiencia: un mínimo de  5 años en la preparación de cuentas nacionales ambientales y procesos de coordinación de ámbitos interinstitucionales. Amplia experiencia en manejo de estadísticas económicas, agropecuarias y ambientales.
  • Idiomas: Manejo de idioma español e inglés.

 

Competencias generales y técnicas:

 

Habilidades de planificación, comunicación interpersonal, trabajo en equipo y proactividad, así como capacidad analítica y habilidades de escritura – elaboración de documentos.

 

Resumen de la oportunidad:

 

  • Tipo de contrato y modalidad: Consultor de Productos y Servicios Externos (PEC), Suma Alzada.
  • Duración del contrato: 18 meses
  • Ubicación: De preferencia consultor con presencia física en Uruguay.
  • Persona responsable: Especialista Sectorial, Recursos Naturales
  • Requisitos: Debes ser ciudadano/a de uno de los 48 países miembros del BID y no tener familiares que trabajen actualmente en el Grupo BID.

 

Nuestra cultura: nuestra gente está comprometida y apasionada por mejorar la vida de las personas en América Latina y el Caribe, y pueden hacer lo que aman en un entorno laboral diverso, colaborativo y estimulante. Somos la primera institución de desarrollo de América Latina y el Caribe en recibir la certificación EDGE, reconociendo nuestro fuerte compromiso con la igualdad de género. Nuestros empleados, pueden formar parte de grupos de recursos internos que conectan a nuestra comunidad diversa en torno a intereses comunes

 

Debido a que estamos comprometidos a proporcionar igualdad de oportunidades en el empleo, acogemos la diversidad basada en género, edad, educación, origen nacional, origen étnico, raza, discapacidad, orientación sexual y religión. Alentamos a las mujeres, afrodescendientes y personas de origen indígena a postularse.

 

Sobre nosotros: En el Banco Interamericano de Desarrollo, estamos dedicados a mejorar vidas. Desde 1959, hemos sido una fuente importante de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional en América Latina y el Caribe. Sin embargo, hacemos más que prestar. Nos asociamos con nuestros 48 países miembros para proporcionar a América Latina y el Caribe investigaciones de vanguardia sobre temas de desarrollo relevantes, asesoramiento de políticas para informar sus decisiones y asistencia técnica para mejorar la planificación y ejecución de proyectos. Para ello, necesitamos personas que no sólo tengan las habilidades adecuadas, sino que también sean apasionadas por mejorar vidas.

 

Nuestro equipo de Recursos Humanos revisa cuidadosamente todas las aplicaciones.

 

Debido a la actual pandemia de COVID-19 y sus implicaciones para nuestra Región, el Grupo BID está revisando sus necesidades de contratación y re-priorizando sus áreas de adquisición de talento. Alentamos a los candidatos a que sigan postulando a las publicaciones activas, sin embargo, las vacantes actuales pueden estar sujetas a decisiones adicionales en términos de tiempo de los procesos u otras acciones, de acuerdo con las necesidades del negocio. Las decisiones finales de contratación también pueden estar condicionadas a la capacidad del candidato para reubicarse oportunamente en el puesto de servicio al momento de comenzar el servicio

Additional Information

  • External Opening Date: Mar 3, 2020
  • External Closing Date: Aug 10, 2020
  • Job Field: Technical Support